Imagen: Tesla

Si los vehículos de Tesla (Model S, Model 3 y Model X) formaban la palabra “S3X” es porque faltaba el Model Y para terminar de deletrear “S3XY”. Elon Musk presidió anoche la conferencia anual de accionistas de Tesla en la que vimos la primera imagen promocional de su próximo utilitario deportivo.

El Model Y será al Model X lo que el Model 3 es al Model S: una versión inferior, más pequeña y asequible del mismo concepto. Por ahora solo hemos visto su silueta frontal, pero llama la atención que no tenga espejos retrovisores. Este detalle podría ser una declaración de intenciones sobre sus funciones de conducción autónoma o una decisión de diseño que se compensaría con cámaras (otros fabricantes lo intentaron antes, pero acabaron añadiendo los espejos en los modelos de producción por las normas de seguridad, ¿quizá Tesla confía que estas normas cambien?).

El Model Y se dará a conocer a finales de verano y podría llegar al mercado en 2020. Este crossover compacto tipo SUV se producirá sobre una nueva plataforma con un diseño del sistema eléctrico diferente al del Model 3. En la charla con los accionistas, Elon Musk reveló sus planes de multiplicar por 10 la producción de la compañía (de 50.000 a 500.000 coches en 2018) gracias a la ampliación de la fábrica de Fremont y la construcción de tres nuevas Gigafábricas que están en negociaciones avanzadas. Tesla espera que la demanda del Model Y, que se producirá en una de estas nuevas fábricas sea superior a la del Model 3.

[electrek vía mixx.io]