No importa dónde lo hayas comprado o cuál sea su precio. Si afilas un cuchillo de cocina, cortará tan bien como el de un chef. Es obvio, pero parece que necesitamos verlo para creerlo. Esto es lo que hace un cuchillo de un dólar después de que lo afile un profesional.

También es obvio que si existen cuchillos que cuestan cientos de dólares o euros es por algo. La calidad del acero de un cuchillo forjado artesanalmente, su dureza o su flexibilidad no son las mismas que la de un cuchillo industrial fabricado al por mayor. Tampoco es igual la construcción del mango, su durabilidad o los materiales. Sea como sea, la mayor parte de nosotros no somos cocineros profesionales y probablemente no necesitemos un cuchillo de 300 euros.

Por cierto, las piedras de afilar que JunsKitchen usa en el vídeo se pueden encontrar fácilmente, cuestan alrededor de 20 dólares y duran toda la vida. Suelen venir en juegos con diferente numeración. Cuanto más alto es el número, más fino es el acabado. Tus cuchillos te lo agradecerán.