Imagen: NASA/JPL-Caltech/Universidad de Arizona

Mira bien. El puntito azul casi inapreciable en mitad de la imagen. ¡Ese es el Curiosity, escalando a duras penas el escarpado paisaje del Monte Sharp! El rover lleva cinco años explorando Marte bajo la atenta mirada de la NASA, y esta imagen nos da una idea de lo solitario que puede ser ese trabajo.

La foto fue tomada por la nave Mars Reconnaissance Orbiter el pasado 5 de junio, cuando el Curiosity se dirigía, pendiente arriba, a un yacimiento de hematita. Distinguirlo como una diminuta mancha azul entre todos esos intimidantes picos y acantilados no hace más que conmovernos...

...pero si tienes la sensación de que los colores están exagerados, es porque lo están. Los contrastes de la imagen han sido alterados deliberadamente con la intención de mostrar las diferencias entre los distintos materiales de la superficie marciana. Por eso el rover se ve más azul de lo que es.

La foto no es la única noticia que ha dado algo de protagonismo a nuestro querido Curiosity en el día de hoy. La revista Science Robotics ha publicado un estudio que detalla los avances del rover desde que tiene autonomía para disparar su láser contra el objetivo que elija, sin visto bueno de la NASA.

Advertisement

Advertisement

En resumen: la puesta en práctica ha sido un éxito rotundo y ha conseguido acelerar significativamente las investigaciones del rover. Hasta ahora, la decisión de machacar una roca se tomaba desde la Tierra, pero las comunicaciones tardaban un día entero en transmitirse.

[NASA, Science Robotics]