En esta escena real pasan tantas cosas en tan pocos segundos que voy a tratar de resumirlas en un párrafo. Un tipo que roba una camioneta es perseguido por la policía hasta acabar derrapando y salir volando a casi 200 km/h para finalmente aterrizar en un parking sobre un coche estacionado con una mujer dentro.

Ocurrió en Louisiana hace unos días. Un joven de 18 años había robado un Toyota Tacoma y huía a 185 km/h. En un momento de la persecución el joven pierde el control del vehículo al meterse en una zanja que lo acaba lanzando por el aire en una escena de lo más peliculera.

El vehículo acaba aterrizando en el parking de un restaurante sobre un coche estacionado en cuyo interior se encontraba un mujer. Las imágenes fueron captadas por una persona que se encontraba a pocos metros de distancia de la ruta que seguía el vehículo.

Lo más increíble de toda la secuencia es que nadie, ni siquiera la mujer, salió herido de la espectacular escena en la que un vehículo de dos toneladas cayó del cielo. [Jalopnik]