Imagen: Vancouver Courier (vía YouTube).

Algunas veces todos somos como esta masa viscosa: un montón de carne gelatinoso sentado en un lago, pidiendo que nos dejen solos y en paz. Recientemente, una de estas cosas fue encontrada en un lago del Parque Stanley, en Vancouver (Canadá). Aunque no parece algo terrestre, esta masa viscosa está viva... y contiene multitudes de seres.

Según el Vancouver Courier, la Sociedad Ecológica del Parque Stanley encontró estos montones de aspecto extraterrestre, que en realidad son colonias de seres marítimos invertebrados muy pequeños llamados Pectinattela magnifica. El hallazgo se llevó a cabo en el estanque Lost Lagoon a inicios del mes de agosto, y después de inspeccionarlo los investigadores se percataron de que el estanque está lleno de estas cosas.

Los Pectinatella magnifica son miembros del filo Bryozoa, los cuales de tan de hace unos 500 millones de años. Esta es la razón por la que se forman estas masas viscosas: después de que un pequeño Pectinella magnifica se reproduce de forma asexual el proceso se repite una y otra vez hasta que se forma una colonia. Debido a que estos seres son un poco asquerosos y nadie quiere ser su amigo, tienen que mantenerse juntos.

Aunque parezcan asquerosos, estas mascas viscosas son muy buenas. Se alimentan de organismos microscópicos en el agua, lo que la filtra a medida que comen. Según el Departamento de Conservación de Misuri, la presencia de briozoos de agua dulce “suele indicar una buena calidad del agua”.

Advertisement

Sí, quizás esta masa asquerosa viva no es tan tierna como un cachorrito, pero de igual forma juega un papel importante en el ecosistema y todos deberíamos respetarla... desde lejos. [vía Vancouver Courier