Imagen: Hacker News

Si buscas Whatsapp en la tienda de aplicaciones de Google no solo aparece la popular aplicación de mensajería. También aparecen imitaciones que instalan publicidad o malware en el sistema. Normalmente son fáciles de detectar, pero hay un nuevo caso tan convincente que ha superado el millón de descargas.

La aplicación se llama Update Whatsapp Messenger y el truco que usa para parecer auténtica es un simple espacio. Normalmente es fácil cazar imitaciones de Whatsapp porque en el nombre del desarrollador tienen variantes que no se corresponden con el nombre real de la empresa responsable de la popular aplicación (WhatsApp Inc.).

En este caso, los hackers han metido un caracter Unicode de espacio en el nombre, lo que hace que su nombre de desarrollador sea idéntico al original. Un editor de código, sin embargo, lee el nombre como “WhatsApp+Inc%C2%A0".

Advertisement

Tras las pertinentes denuncias, la aplicación ha sido retirada ya de Google Play, pero conviene no bajar la guardia porque seguramente no pasará mucho tiempo antes de que alguien vuelva a subir una imitación para tratar de pescar usuarios despistados. [Hacker News vía Fortune]