Diríamos aquello de que en este truco no hay ni trampa ni cartón, pero es justo todo lo contrario. El ilusionista Brusspup es quien firma esta ilusión óptica protagonizada por un simpático T-Rex que parece mover la cabeza siguiendonos con la mirada. Os recomendamos ver el vídeo hasta el final para descubrir el truco.

Brusspup no hace sino aprovechar una trampa óptica llamada la ilusión del dragón, y basada, una vez más, en la anamorfosis. La ilusión del dragón fue creada por el también ilusionista estadounidense Jerry Andrus. Si queréis tener uno de estos simpáticos animalitos en una esquina de vuestra casa solo tenéis que buscar 'Ilusión del dragón' en Google imágenes y hacerla vosotros mismos. Hay para elegir. [Brusspup]