Las temibles avalanchas pueden convertirse en un espectáculo sin igual cuando sabes de antemano dónde y cuándo van a ocurrir. Decenas de curiosos se reunieron el jueves pasado en Telluride, un pueblo de Colorado, para presenciar este alud controlado en la montaña Ajax Peak.

A diferencia de los rusos, que de vez en cuando provocan avalanchas usando cañones de artillería, este alud fue provocado por un helicóptero que lanzó bombas a la montaña. Un vídeo captó el impresionante momento desde un ángulo privilegiado en la calle Bridal Veil Road:

Las autoridades bombardean la montaña cada cuatro o cinco años como medida de precaución para evitar una tragedia. Esta temporada, la nieve había acumulado dos metros y medio de espesor. Las carreteras estaban cerradas y todo el mundo se encontraba a salvo a una distancia prudente.

[9news]