Esta increíble foto es el resultado de uno de saltos en wingsuit más arriesgados. Lanzarse desde lo alto de una montaña con un traje de vuelo ya es peligroso de por sí. Hacerlo en plena noche y sin más iluminación que las estrellas y una bengala en la mano roza la locura. Sin embargo, eso es exactamente lo que ha hecho el deportista Patrick Kerbe. El resultado es una foto única.

La imagen en larga exposición hace que la bengala que llevaba Kerbe aparezca como una enorme cinta de neón adornando la montaña. También marca exactamente el recorrido que siguió este especialista en su descenso. Este vídeo muestra el descenso previo que hizo de día para reconocer el terreno, y el escalofriante vuelo nocturno prácticamente a oscuras.