Las lámparas LED no generan mucho calor comparadas con una bombilla convencional, pero cuando juntas 100 vatios en LED las cosas se ponen un poquito candentes. Eso es lo que lleva este monstruo creado por Samm Sheperd. Puede iluminar toda la fachada de un edificio y genera tanto calor que necesita refrigeración líquida como la de un PC.

Es complicado poner en perspectiva la bestial cantidad de luz que dispara esta cosa. En el vídeo bajo estas líneas se puede ver el dispositivo contra dos linternas comerciales de 500 y 1.000 lúmenes. La luz de vídeo que genera el flash de nuestro teléfono móvil suele rondar los 50 lúmenes. Un proyector de cine emite alrededor de 35.000 lúmenes.

El trabajo de Sheperd es tan simple que es una genialidad. En el vídeo se puede apreciar el montaje, que utiliza componentes muy fáciles de encontrar en eBay, un poco de piezas de la ferretería y mucho ingenio. [Samm Sheperd vía The Awesomer]

Advertisement

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.