Vivir sólo y perder las llaves de casa es un problema que suele terminar con un profesional desmontando la cerradura, y la correspondiente y abultada factura pero, ¿Y si pudiéramos simplemente ir a una tienda y sacar otra copia? Esta es la idea que impulsa a KeyMe, una máquina que permite hacer copias de llaves a partir de una copia virtual alojada en la nube.

KeyMe nos permite guardar de forma segura una copia virtual en los servidores de la compañía. Si queremos sacar una copia física basta con que nos identifiquemos en la máquina con un correo electrónico y nuestra huella digital. Obtener una nueva llave por este procedimiento cuesta sólo 20 dólares, mucho menos que la factura media de un cerrajero.

El interior de la máquina es bastante más sofisticado de lo que parece. Para copiar una llave, KeyMe utiliza un sistema de escaneo digital y mecánico. Después, un robot es el encargado de seleccionar la llave en blanco y hacer la copia.

Advertisement

En cuanto a la seguridad, KeyMe no almacena datos sobre la dirección física de cada llave. La compañía ya ha instalado dos de estas máquinas en establecimientos Seven Eleven de Nueva York. [KeyMe vía Popsci]