Se llama Minimal Backpack y es una sencilla mochila de tela con unas cuantas particularidades únicas. La primera es que pesa sólo 237 gramos y su volumen, una vez se pliega completamente, apenas es mayor que el de una lata de cerveza. La segunda característica es que su tela es 10 veces más resistente que el acero. Ello es posible gracias a un material llamado Dyneema.

Dyneema es el nombre comercial de una sustancia llamado Polietileno de ultra-alto peso molecular o UHMWPE. Las moléculas de este material plástico se unen en cadenas muy largas, lo que le dota de propiedades insólitas. La tela confeccionada con hilos de Dyneema es 15 veces más resistente a la fricción que el acero al carbono. No huele, no es tóxico, y no absorbe el agua. Además de en esta mochila, este polietileno de alta resistencia se usa en paracaídas y en equipamiento militar como chalecos antibalas.

La Minimal Backpack es poco más que un saco con correas para llevar a la espalda, pero su resistencia eleva el precio hasta unos dolorosos 168 dólares. La vende Outelier y es una buena alternativa para viajeros frecuentes que vuelvan de sus viajes con más peso del que salen o para aventureros urbanos. [Outlier vía Cool Hunting]