El obús M982 Excalibur no es una munición guiada cualquiera. Es capaz de impactar en blancos con una precisión de apenas 150 metros a distancias de hasta 40km. Ahora, una nueva versión de este obús permitirá a los barcos militares lanzar ataques aéreos casi 100km tierra adentro sin necesidad de desplegar aviones.

La nueva versión de este obús fabricado por Raytheon se denomina Excalibur N5, y está siendo desarrollada para su implantación en los cañones Mark 45 de cinco pulgadas que usan muchos destructores y naves de la marina en varios países. Los cañones más largos de estas plataformas de artillería permitirán extender el rango útil de los M982 hasta casi 100 kilómetros.

Advertisement

En el aire, una serie de aletas móviles controladas por GPS permiten a estos obuses volar en trayectorias no balísticas e impactar blancos con sorprendente precisión. Su maniobrabilidad en vertical les permite incluso impactar en blancos tras una montaña o en zonas urbanas densas.

El nuevo Excalibur N5 no solo devuelve protagonismo a un tipo de cañones, los M45, que habían perdido mucha utilidad en los últimos años. En esencia, elimina la necesidad de desplegar aviones o helicópteros en misiones de cobertura con artillería a zonas costeras. Cada N5 cuesta en torno a 50.000 dólares, pero es un coste muy aceptable comparado a los 20.000 dólares por hora de vuelo o más que cuesta poner una nave tripulada en el aire. Eso por no mencionar que no se pone en riesgo la vida de los pilotos.

Advertisement

En el futuro, Raytheon planea incorporar un sistema guiado por láser en el N45, lo que aumentará aún más su precisión. La marina estadounidense no es la única interesada en esta munición. En el mundo hay otros 25 países cuyos navíos equipan cañones Mark 45, otra vieja gloria devuelta a la vida por las nuevas tecnologías y el interés creciente de los ejércitos por reducir los costes y reciclar equipo. [vía Foxtrot Alpha]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)