Foto: Universidad de Amberes

Un equipo de investigadores de las universidad de Amberes y Lovaina, en Bélgica, ha desarrollado un dispositivo que limpia el aire y produce hidrógeno almacenable para su uso en pilas de combustible o generación eléctrica. No solo eso, la célula solo necesita luz para funcionar.

El dispositivo consta de dos cámaras separadas por una membrana de nanomateriales. La membrana rompe las partículas en suspensión que forman la contaminación ambiental y usa los productos resultantes para generar hidrógeno en forma de gas que puede condensarse y almacenarse para su uso posterior.

Advertisement

La célula electroquímica no es muy diferente a la que se usan para generar hidrógeno a partir del agua. La novedad aquí es que los creadores de esta versión han descubierto que se puede adaptar para que filtre el aire y, de hecho, es más eficiente generando hidrógeno de esta manera.

Cuánto más contaminado y cargado de partículas está el aire, mejor funciona el dispositivo. La mejor parte es que, para separar los elementos, le basta la energía proporcionada por la luz solar.

El prototipo creado en Bélgica mide solo unos pocos centímetros cuadrados, pero sus creadores están trabajando ya en refinar el proceso y escalarlo para que sea aplicable a escala industrial. Probablemente aún quede un tiempo para eso, pero si funciona podría acabar de raíz con la contaminación que generan muchas fábricas e instalaciones industriales. [ChemSusChem vía Phys.org]