Hasta ahora, las muestras de ADN permitían averiguar algunas cosas sobre las personas, como su color de pelo o de ojos, o su pertenencia a un grupo étnico concreto. En muy poco tiempo, esta material genético permitirá, directamente, conocer sus caras. Científicos de la Universidad Estatal de Pennsylvania han dado con una técnica que reconstruye retratos robots a partir de ADN.

La nueva técnica comenzó analizando en 3D los rasgos faciales de 600 voluntarios. A continuación, el antropólogo y experto en genética Mark Shriver estudió 76 marcadores genéticos que, cuando sufren mutaciones, son conocidos por afectar a la fisonomía de la cara. La hipótesis de Shriver era que estos mismos genes determinan la fisonomía del rostro también cuando están sanos.

Después de incluir variables relacionadas con la edad, el sexo y la procedencia étnica, Shriver y su equipo han logrado aislar 24 variantes genéticas. Un programa informático es el encargado de valorar esas variantes y crear un modelo 3D con los posibles rasgos de la persona a la que pertenece la muestra de ADN.

Advertisement

El sistema aún no es perfecto, pero solo necesita ser afinado con más variables estadísticas referentes a distintos grupos de población. En poco tiempo, Shriver y su equipo confían en que la técnica sea lo bastante precisa como para servir en investigaciones policiales o antropológicas. [Modeling 3D Facial Shape from DNA vía New Scientist]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)