Os presentamos la Narathura japonica, una bonita mariposa azul que se puede encontrar en Japón y en muchas zonas del sudeste asiático. Hasta hace poco, la ciencia creía que la oruga de esta mariposa establecía una relación simbiótica con las hormigas ofrecienco alimento a cambio de protección. La realidad es bastante más siniestra para las pobres hormigas.

La oruga de Narathura japonica pasa la mayor parte de su existencia entre las hojas de roble, intentando protegerse de las avispas y arañas que la dan caza. Para mantener a raya a estos insectos, la oruga establece una peculiar relación con las hormigas Pristomyrmex punctatus, a las que ofrece pequeñas gotas de un nectar azucarado que ella misma segrega. A cambio del nectar, las hormigas protegen la oruga en caso necesario. Cuando la oruga despliega unos tentáculos que lleva en su interior, las hormigas entran en un estado de frenesí y atacan los insectos más próximos.

El profesor Masaru Hojo, de la Universidad de Kobe, en Japón, ha descubierto que la relación dista mucho de ser simbiótica. Hojo descubrió que las hormigas que protegen la oruga son siempre las mismas, y que abandonan completamente el nido o la búsqueda de comida para permanecer junto a la oruga, alimentándose solo de nectar.

La Narathura japonica una vez convertida en mariposa. Foto: Wikimedia Commons

Advertisement

Resulta que ese nectar es una droga con unos altísimos niveles de dopamina que mantiene a las hormigas completamente bajo su merced. Al introducir un inhibidor de dopamina en los insectos, estos abandonan la oruga para volver a sus quehaceres.

La incógnita ahora es descubrir cómo logra la oruga hacer que las hormigas entren en un estado agresivo y ataquen. La hipótesis de los investigadores es que los tentáculos que despliega emiten algún tipo de feromonas que interactúan con la dopamina en el organismo de la hormiga. Por otra parte, el coctel exacto de sustancias que la hormiga ingiere con el nectar aún no ha podido ser precisado al cien por cien. Probablemente descubran algunas sorpresas útiles para campos como la medicina. [Current Biology vía New Scientist]

Foto de portada: Masaru Hojo

Click here to view this kinja-labs.com embed.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)