Hemos hablado alguna vez de la base científicas de la meditación, de su relevancia dentro de la higiene mental y de lo fácil que es, técnicamente hablando meditar. Esto último es lo que hace que la mayoría de aplicaciones para meditar sean superfluas, es abrumadamente sencillo. Calm lo hace distinto.

Así que en lugar de construir diversas guías, tutoriales y cursos de meditación algo patrañosos y manidos en su lugar deja que la mayoría lo hagas tú por tu cuenta. Sólo hay que seleccionar el tiempo, en forma de temporizador, algunas de las 20-30 escenas que incorpora, todas relajantes y agradables y sentarse a meditar. Sin más.

Advertisement

Advertisement

Hay una opción premium ($10 si pagamos mes a mes, $3 si lo hacemos anualmente) que sí incluye esas guías paso a paso para meditar, aunque son completamente optativas y, a mi modo de ver, algo superfluas. También hay una versión web, 100% gratuita. [Calm]

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)