Este video grabado en la playa siberiana de Novosibirsk parece salido de una película sobre el fin del mundo. El granizo, del tamaño de pelotas de golf, sorprendió a los bañistas cuando disfrutaban de un perfecto día playa—con temperaturas de 37C. La fuerza de la granizada era tan fuerte que todos corrieron a refugiarse temiendo por sus vidas.

Según el periódico The Siberian Times, se escucha la voz de una mujer diciendo "Si morimos, que sepas que te quiero". Otra mujer contó al periódico que su marido estaba protegiendo a su hija pequeña con su cuerpo y los impactos del granizo le produjeron grandes moratones en toda la espalda.