Crear un perfil falso y empezar a rechazar uno a uno a todos los hombres o mujeres de tu zona es el método clásico para averiguar si tu pareja está o no en Tinder, la aplicación de ligues. Ahora puedes dejarle el trabajo sucio a este servicio web automático, previo pago de 5 dólares.

Swipe Buster sólo te pide el nombre de pila, la edad y una ubicación lo más precisa posible para iniciar la busca y captura de tu ser querido (o de quien sea que estés espiando). Tras la transacción, la web recorre la base de datos pública de Tinder y —busted!— te devuelve lo que estás buscando: la bio, las fotos y la última conexión de todas las personas que coincidan con tus patrones de búsqueda.

Más allá de las implicaciones morales de espiar a tu pareja, el servicio levanta preocupaciones sobre la privacidad que ofrece Tinder. “Hay demasiados datos que los usuarios no saben que están disponibles” dijo a Vanity Fair el creador del servicio. “Las empresas no están haciendo suficiente para informarles. Creo que el resultado positivo de esto es que la compañía va a ser más protectora con sus usuarios”.

Advertisement

La existencia de Swipe Buster no es fortuita. Un estudio reciente de la firma GlobalWebIndex concluía que el 42% de los usuarios de Tinder tiene pareja y un 30% de este grupo está casado. [vía El Confidencial]