Cada día, cerca de 10.000 personas visitan el monumento berlinés en recuerdo de los seis millones de judíos asesinados por el régimen nazi. Como ocurre en la Zona cero de Nueva York, no pocos turistas se pasean por el monumento del Holocausto haciéndose selfies con una sonrisa.

El artista israelí Shahak Shapira ha creado una web llamada Yolocaust para denunciar este comportamiento que considera irrespetuoso. La web recopila algunas de las fotos más joviales subidas desde el monumento a servicios como Instagram o Facebook. En una de ellas, un hombre juega con bolas de malabares entre dos de las placas de hormigón y escribe “Qué lugar tan increíble 😱😍”. Otra foto dice: “Saltando sobre judíos muertos”, y muestra a dos amigos dando un salto sobre el monumento.

Las fotos en sí transmiten bien la idea que quiere expresar Shapira, pero la auténtica bofetada la recibimos al pasar el cursor por encima. Las mismas personas que aparecen sonrientes en sus perfiles de Instagram se trasladan entonces al exterminio nazi, con pilas de judíos muriendo de hambre o enterrados en fosas comunes justo detrás de ellos. “Ningún acontecimiento histórico se compara con el Holocausto”, escribe Shahak Shapira. “Es decisión tuya cómo debes comportarte en un sitio que conmemora la muerte de seis millones de personas”. [Yolocaust vía Carolina Velasco]

Advertisement