Xbox One renuncia al DRM y a la conexión a Internet cada 24 horas

Donde dije digo, digo Diego. Microsoft ha cedido a la presión de la comunidad gamer y acaba de anunciar que los juegos para Xbox One ni tendrán DRM ni habrá que conectarse cada 24 horas para jugar offline.

La primera medida significa, literalmente, que ya no habrá restricciones al tráfico de juegos de segunda mano. Según ha comentado la propia compañía, el comercio, préstamo, alquiler u obsequio de juegos de segunda mano será el mismo que el que hay ahora en Xbox 360. Esto también significa que desaparece el bloque regional de los juegos.

Por otra parte, la conexión a internet como requisito queda ahora limitada a la primera vez que instalemos un juego. Una vez instalado, podremos jugar sin conectarnos el tiempo que queramos, siempre y cuando, por supuesto, que el juego sea offline. Sigue siendo necesario que el disco esté dentro de la consola para poder jugar.

La medida afecta a los juegos en formato físico. Los juegos descargables mantienen su política actual. No pueden ser compartidos. [Blog oficial de Xbox]