Foto: Brian Ambrozy / Flickr, bajo licencia Creative Commons

Durante su mandato, Obama redactó una propuesta de ley por la que pretendía impedir que ciertas personas con antecedentes de enfermedades mentales graves pudieran comprar armas. El senado acaba de bloquear la propuesta porque considera que es anticonstitucional.

La cámara, de mayoría republicana, ha desestimado definitivamente la propuesta por 57 votos en contra frente a solo 43 a favor. La razón que esgrimen es que, de hacerse efectiva, la medida sería contraria a la segunda enmienda a la constitución que forma parte de la carta de derechos redactada en 1791, y que da derecho a los estadounidenses a poseer armas de fuego. El representante del estado de Iowa, Sen. Chuck Grassley, lo explica así.

Esta regulación estigmatiza de manera injusta a las personas con discapacidad. La ley resultaría en que estos ciudadanos serían etiquetados como no aptos para poseer un arma de fuego. Si la propuesta no se rechaza, la administración podrá privar injustamente a titulares de la Seguridad Social de los derechos que se recogen en la Segunda Enmienda.

En realidad, lo que la propuesta buscaba era usar los datos de la Seguridad Social para que una parte de las personas con antecedentes psiquiátricos no pudiese comprar o poseer armas de fuego. Esa parte son las personas que, por su condición mental, hayan sido declarados no aptos para gestionar sus propias finanzas y se les haya adjudicado un administrador o tutor. Ahora, esas personas no podrán administrar su dinero, pero si tener acceso a un arma. [vía Huffington Post]