Uno de los principales obstáculos para la libre circulación de drones comerciales como los que plantea Amazon es que la Administración Federal de Aviación Estadounidense aún no ha dado su visto bueno a estos vehículos autónomos. Sin embargo, la FAA parece bastante abierta a la idea de permitir drones en su espacio aéreo, y ha comenzado las pruebas para adaptar la regulación existente.

Las pruebas tendrán lugar en seis localizaciones diferentes de estados Unidos entre las que se cuentan universidades, aeropuertos o centros tecnológicos, y su objetivo es determinar la seguridad de vuelo de los drones, así como su integración en los actuales sistemas de tráfico aéreo.

Advertisement

Las pruebas durarán seis meses. Se espera que la FAA tenga ya un marco regulatorio preparado para finales de 2015. Si todo va bien, y no se llega a la conclusión de que los drones son peligrosos para los vuelos comerciales o para las personas, estas máquinas tendrán luz verde para circular por los cielos estadounidenses en 2016. [USA Today]