Foto: U.S. Navy

La marina de Estados Unidos acaba de confirmar el envío de los portaaviones USS Carl Vinson y USS Ronald Reagan al Mar de Japón, frente a las costas de Corea del Norte y Corea del Sur. Como si no hubiera ya suficiente tensión en esa zona.

No es la primera vez que Estados Unidos realiza maniobras navales con dos portaaviones simultáneamente, pero es una circunstancia bastante inusual que se ha dado solo tres veces en los últimos tres años. En esta ocasión, los dos navíos forman parte de una maniobra conjunta con fuerzas japonesas entre las que se encuentra un nuevo destructor portahelicópteros de la clase JS Hyuga.

Advertisement

Cada portaaviones cuenta con un séquito de dos destructores, un crucero, varios barcos auxiliares y hasta 90 aeronaves entre las que se cuenta el avión de radar E-2D. Es un contingente realmente numeroso para unas maniobras rutinarias.

Por supuesto, desde la marina han destacado que se trata de unas simples maniobras conjuntas con Japón para mejorar su capacidad de defensa, pero es inevitable ver la relación con los recientes lanzamientos de misiles y las bravatas del régimen de Pionyang. También puede ser un aviso a China, cuya presencia militar en las aguas del Mar de China es cada vez mayor. El gigante asiático acaba de terminar su segundo portaaviones y pronto comenzará también maniobras duales con dos de estas naves.

Advertisement

Advertisement

Adicionalmente, el portaaviones USS Nimitz ha salido del puerto de Bremerton con rumbo a aguas del Pacífico. No está claro aún si se unirá a las maniobras en reemplazo del Vinson o tendrá otro destino. Lo que está claro es que nadie debería de extrañarse si Kin Jong-Un comienza a hacer pruebas de misiles otra vez. [U.S. Navy vía Foxtrot Alpha]