Laptops extraviados en los controles de seguridad. Foto: TSA

En marzo de este año, Estados Unidos prohibió cualquier dispositivo electrónico en cabina para todos los vuelos procedentes de países musulmanes. A comienzos de mayo se habló de extender esa prohibición a vuelos internacionales. Cada vez es más probable que acabe sucediendo.

De hecho, la prohibición de portátiles en cabina para vuelos procedentes de Europa quedó en al aire solo después de unas tensas conversaciones entre representantes estadounidenses con sus homólogos europeos. Pero eso fue antes del atentado de Manchester. La muerte de 22 personas a manos de un artefacto explosivo fabricado por fundamentalistas islámicos ha espoleado de nuevo el miedo a que un ataque similar ocurra dentro de un avión en pleno vuelo.

El secretario de seguridad nacional de estados Unidos, John Kelly, ha reconocido durante una entrevista a Fox News que la idea de prohibir el uso de laptops en vuelos a Estados Unidos provenientes de cualquier país extranjero es muy real:

Advertisement

La amenaza es muy real. Hay muchas amenazas contra la aviación. De hecho a los terroristas les obsesiona esa idea: derribar un avión en pleno vuelo, particularmente un avión de una compañía estadounidense, y sobre todo si va lleno de pasajeros estadounidenses.

Aún no hay una decisión definitiva, pero Kelly y la TSA se apoyan en informes de inteligencia que aseguran que diferentes organizaciones terroristas trabajan en diseñar artefactos explosivos que quepan en la batería de un portátil. La medida, aún por aprobar, ha recibido fuertes críticas por parte de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) a la que están suscritas 265 compañías aéreas. Según la IATA, prohibir los laptop en cabina supondrá un fuerte coste para las aerolíneas.

Pasando un escáner de seguridad aeroportuario. Foto: Getty

¿Puedes llevar tu laptop en el equipaje de mano si vas a viajas próximamente a Estados Unidos? De momento sí, pero si la Casa Blanca finalmente aprueba esta medida, la aerolínea te obligará a facturarlo.

Paralelamente, la TSA comenzó hace poco un programa piloto que obliga a los pasajeros que pasen por 10 aeropuertos de Estados Unidos a sacar de su equipaje de mano cualquier dispositivo electrónico mayor que un smartphone y enseñarlo a los agentes de seguridad. En relación a esa otra medida, John Kelly ha dicho lo siguiente:

Advertisement

La razón por la que hemos tomado esa medida es que los pasajeros tratan de evitar pagar los 25 o 50 dólares adicionales que muchas aerolíneas cobran por facturar una maleta, y lo hacen llenando a tope la pieza que llevan como equipaje de mano. Cuanto más objetos hay en estas bolsas, más complicado es para los agentes de la TSA escanearlas. Simplemente no se ve bien lo que hay en ellas.

La medida que obliga a sacar cámaras de fotos, eReaders, baterías de bolsillo o pequeñas tabletas no va a desaparecer. Kelly ha dicho que lo más probable es que se extienda de forma definitiva a todos los aeropuertos del país. [Fox News vía Reuters]