Casi parece que el grafeno copa todas las portadas en lo que a nuevos supermateriales para electrónica se refiere, pero nada más lejos de la realidad. Un grupo de científicos del Laboratorio de Aceleración de Partículas SLAC, y la Universidad de Stanford creen que puede existir un material incluso mejor para servir como conductor de la electricidad en futuras aplicaciones electrónicas. Se llama Estaneno, y está compuesto de estaño.

Las propiedades del Estaneno se han demostrado, hasta ahora, sólo en el plano teórico. Los investigadores del proyecto han llegado hasta este material estudiando las posibles aplicaciones electrónicas de lo que denominan aislantes topológicos. Se trata de estructuras de materiales del grosor de una molécula (como el grafeno) que conducen la electricidad sólo por sus bordes, no por el interior.

Advertisement

Shoucheng Zhang, líder del proyecto, ha examinado diferentes sustancias sin éxito hasta que probó (repetimos, de momento sólo en teoría) con el estaño. Resulta que una capa monomolecular de estaño sería capaz, según los cálculos, de conducir la electricidad con un 100% de eficiencia. En otras palabras, las propiedades de una lámina de estaño de estas características podrían permitir a los electrones viajar por líneas definidas en sus bordes sin resistencia.

La ventaja del Estaneno es que los cálculos indican que podría funcionar al cien por cien en los rangos de temperatura en los que funcionan actualmente nuestros equipos electrónicos. Añadiendo flúor, su temperatura óptima de funcionamiento podría incluso elevarse hasta los cien grados centígrados.

Por supuesto, ahora toca demostrar todo esto de forma práctica en un laboratorio, y superar los problemas de fabricación y montaje que, a buen seguro, van apareciendo a medida que se avance en este nuevo material. Quién nos iba a decir que el viejo y venerable estaño presente en tantas soldaduras iba a tener esta faceta oculta como candidato a supermaterial. [Physical Review Letters vía Kurzweil]