Fotos cortesía de Karim Bouchetata.

Vivimos en una época en la que hay que mirar con lupa todo lo que nos llega por Internet. Afortunadamente aún hay espacio para el asombro genuino. Estas fotos del desierto del Sahara nevado parecen de otro planeta pero son muy reales.

Sucedía hace solo unos días en Ain Sefra. El matiz es que esta ciudad de Argelia que se considera la puerta de entrada al desierto del Sahara está a unos mil metros de altura sobre el nivel del mar gracias a su proximidad con las montañas Atlas.

Incluso sabiendo eso, ver nieve en esta región es algo muy raro. La última nevada de importancia que se recuerda tuvo lugar en 1979 y duró solo media hora. En 2005 y 2012 cayeron algunos copos, pero nada con la suficiente importancia como para dejar el velo blanco que vemos aquí. Las fotos son obra de Karim Bouchetata, que tuvo la suerte de estar allí con su cámara para disfrutar del contraste entre el blanco de la nieve y la arena, de un intenso color naranja.

[vía Karim Bouchetata]