En su primer año de servicio, los aviones Boeing 787 Dreamliner sufrieron varios incendios a bordo por el fallo de unas baterías desechables de ion-litio en un transmisor de emergencia. ¿Por qué pueden prenderse fuego este tipo de baterías? Para averiguarlo, Boeing hizo el encargo a la University College de Londres.

Los investigadores han estado utilizando técnicas avanzadas de rayos X para generar, a tiempo real, imágenes en 3D del interior de las baterías. Aunque por fuera las pilas no mostraban ningún signo de deterioro, su estructura interna cambiaba notablemente. Los científicos se dieron cuenta de que la actividad eléctrica era alta en algunas partes de la celda y baja en otras, lo que provocaba que algunas capas de electrodos se separaran y agrietaran.

Advertisement

Advertisement

“Todos estos cambios en la estructura afectan el flujo de la electricidad y reducen el rendimiento de la celda” explica Donal Finegan, uno de los autores del estudio, publicado en la revista Advanced Science. En las imágenes que adjuntan en el artículo se pueden ver las largas grietas de las que hablan, justo en la punta de los electrodos de las pilas de litio.

Los científicos británicos creen que los fabricantes de baterías deberían utilizar estas técnicas de rayos X para observar el rendimiento de sus pilas antes de que éstas lleguen al usuario o, en este caso, al avión. [UCL]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)