Poco a poco, Lomography va haciendo guiños al mundo de la fotografía digital sin abandonar su espíritu, que es divertirse sacando fotos con antiguas cámaras de carrete. Su último lanzamiento es uno de esos guiños. Se trata de unas lentes que se fijan sobre cualquier objetivo en formato Micro 4/3, el más habitual en las modernas cámaras sin espejo de objetivos intercambiables.

Las tres lentes se venden en un mismo paquete, e incluyen una lente ojo de pez, un gran angular, y una estándar de 24 milímetros. Todas ellas disponen de una ranura para filtros, y están pensadas para buscar efectos poco habituales y bastante desenfadados, no para tomar fotos normales.

Advertisement

El obturador mecánico que tienen, por ejemplo, permite fijar una velocidad lenta en la cámara, y después abrir y cerrar la lente para lograr superposiciones como las que veis bajo estas líneas. El hecho de que sean accesorios lúdicos no implican que sean baratos. Los tres cuestan 90 dólares. [Lomography]