Los camiones de las minas australianas de Yandicoogina y Nammuldi circulan las 24 horas al día durante los 365 días del año. Al volante de estos colosales vehículos ya no se sientan profesionales humanos, sino un sistema autónomo de navegación gestionado desde un centro de control a 1.200 Km de distancia.

Yandicoogina y Nammuldi pertenecen a la compañía con base en el Reino Unido Rio Tinto Group, y son las dos primeras minas del mundo en convertir toda su flota de camiones en vehículos autónomos. No son las únicas. Otras compañías mineras también están adoptando esta tecnología.

Advertisement

Tiene ventajas. Los automóviles autónomos como los que desarrolla Google o Tesla necesitan considerar centenares de variables para poder circular en carreteras públicas con seguridad. Estos camiones, por contra, se mueven dentro del terreno acotado de unas minas de mineral de hierro donde no hay más tráfico que ellos.

En total hay 69 de estos camiones funcionando. Cada uno hace la labor equivalente a 500 horas de trabajo de un conductor humano al año. El sistema no elimina todos los puestos de trabajo. En lugar de conductores, ahora trabajan para la compañía un pequeño grupo de técnicos especializados que se encargan del mantenimiento del centro de control. El cambio ha mejorado la seguridad de las instalaciones ya que los accidentes con conductores humanos eran frecuentes. Conducir uno de estos gigantes es un trabajo agotador y con un elevado índice de estrés.

Advertisement

Los camiones autónomos comenzaron a probarse en 2012 y ahora forman toda la flota de transporte de estas minas. La experiencia ha sido tan positiva que Rio Tinto Group trabaja también en automatizar los trenes de transporte de mineral que operan en las mismas instalaciones. [vía Telegraph]

Fotos: Andrey N Bannov y bikeriderlondon / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)