Los aviones comerciales no solo utilizan sus masivas turbinas para volar. Los motores también sirven para mover la aeronave por la pista durante las fases de despegue y aterrizaje. El problema es que, aunque se muevan a menos revoluciones, los motores desperdician miles de litros de preciado combustible en estas fases. La solución a ese problema es una nueva rueda eléctrica llamada WheelTug.

Desarrollada por la compañía Borealis Exploration Limited (con sede en Gibraltar), WheelTug e-taxi es, en realidad, parte de un sistema motriz, ubicado en la rueda delantera, que permite al avión circular por la pista con los motores apagados. WheelTug e-taxi sólo necesita del generador eléctrico auxiliar del avión para funcionar.

Parece mentira que algo tan simple como un sistema de tracción eléctrico no estuviera ya incorporado hace tiempo en los aviones. El problema hasta ahora era que no habían logrado desarrollar un sistema que tuviese la suficiente fuerza como para mover algo tan grande como un avión, con un diámetro de rueda tan pequeño y las necesarias medidas de seguridad. El motor de WheelTug tiene una fuerza de 6.000 kilonewtons, suficiente para mover sin problemas las cerca de 90 toneladas de un Boeing 737.

Advertisement

WheelTug no es un sistema de laboratorio. Las primeras unidades ya están funcionando en aviones Boeing 737 de la compañía Israelí El-Al Airlines. Se calcula que estas pequeñas ruedas permitirán ahorrar una media de 700 dólares de combustible en cada vuelo. El coste de operación de cada aeronave (mantenimiento, combustible, procedimientos...) se reduce en medio millón de dólares anuales. [WheelTug]

Fotos: WheelTug