Estacionarse en paralelo es una de las tareas más difíciles que hay al conducir. Todo el que se ha sentado frente a un volante lo sabe, y quizás la idea de William Liddiard fue facilitarnos un poco la vida al diseñar unas ruedas que pueden girar en cualquier dirección para que su coche pueda moverse de lado, en círculos o como quiera.

El inventor las ha llamado, cómo no, las “Ruedas Liddiard”, y consisten en un neumático especial que se ubica sobre una llanta metálica que cuenta con un sistema para hacerla girar en cualquier dirección en 360 grados. Después de trabajar en su propio Toyota Echo ha logrado crear el que podría ser el coche más fácil del mundo para estacionar en paralelo. Aunque dudo se lo acepten en una prueba para obtener la licencia de conducir.

Advertisement

Advertisement

Eso sí, esta no es la primera rueda “omnidireccional” que existe, pero la gran diferencia con otros modelos es que anteriormente el automóvil se diseñaba en relación a estas, mientras que las ruedas de Liddiard se adaptan a cualquier vehículo, asegura. [William Liddiard vía The Awesomer]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.