Hasta ahora, Samsung había puesto todo su foco en el segmento de cámaras con ópticas intercambiables (la serie NX). A esta familia y a la nueva Samsung Galaxy Camera 2 de la que ya os hemos hablado, se suma ahora la nueva serie WB, integrada por tres cámaras ultrazoom que agradarán a los entusiastas de los primeros planos. Las hemos probado de cerca.

Originalmente presentadas en el CES de este año, las WB buscan ese consumidor intermedio que quiere las prestaciones de casi una réflex, pero no quiere pasarse a sistemas de óptica intercambiable. Pese a ello, no son cámaras que quepan precisamente en el bolsillo. Su doble empuñadura (vertical y horizontal) las hace más apropiadas como equipo secundario para profesionales de la fotografía o entusiastas a los que nos les importe llevar un equipo un poco más grande. La WB2200, por ejemplo, mide 119 × 121 × 35 mm y pesa 608 gramos.

Advertisement

El modelo más destacado de las tres es la WB2200F, dotada de un objetivo de 20 milímetros y un zoom interminable de 60 aumentos que equivalen, en óptica tradicional, a un objetivo 20-1200 mm. La apertura es la que se puede esperar de un "tubo" tan largo: f/2,8 - 5,9. Con todo, la estabilización en la óptica y el modo de autoenfoque continuo hace agradable el utilizar el zoom completamente desplegado.

Dotada de un sensor BSI-CMOS de 16 megapíxeles y 1/2,3 pulgadas, ISO de hasta 6.400 y pantalla de 3 pulgadas, la WB2200F es una cámara bastante sencilla en lo que a mandos físicos se refiere. Su fuerte es lo que Samsung llama Smart Camera 3.0, que no es otra cosa que una conectividad muy amplia que permite enviar fotos a smartphones y tabletas mediante NFC, o compartir fotos mediante WiFi hasta a cuatro equipos simultáneamente.

Los otros dos modelos de estas nuevas Bridge (WB1100F y WB350F) son algo más sencillos, con zoom óptico de 35 y 21 aumentos respectivamente. La Samsung WB1100F cuenta con un objetivo gran angular de 25 mm y apertura f/3.0-5.9. Su sensor es un CCD de 16,1 megapíxeles, y es algo más pequeña. Mide 124,5 × 86,5 × 96 mm, y pesa 460 gramos.

El último modelo, la WB350F, ya no es de categoría bridge, sino una compacta equipada con sensor BSI CMOS de 16 megapíxeles, óptica gran angular de 23 milímetros y una apertura de F/3.0-5.9. Samsung también ha lanzado dos compactas más simples, la WB50F y la WB35F, todas con el mismo nivel de conectividad que sus hermanas mayores y zoom de 12 aumentos. El precio del modelo más simple (la WB35F) comienza en 149 euros.