Cuando eres un niño sueñas con ser astronauta, superhéroe o incluso todo un cazador de monstruos. Luego te haces mayor, la realidad choca con tus sueños y haces algo más “práctico”. Steve Feltham decidió que aquel sueño iba a ser su estilo de vida. Un día llegó al Lago Ness en busca del monstruo. Y allí sigue.

Advertisement

Suena a broma pero a través del vídeo de Great Big Story uno no puede evitar querer a este tipo. Su historia es tan peculiar que el mismo libro Guinness le ha otorgado el récord a la mayor longevidad en un puesto de observación.

Feltham, natural de Escocia, cuenta que cuando tenía 24 años decidió dejar su trabajo como instalador de alarmas, vendió su casa en Dorset, se compró una caravana y se mudó al Lago Ness. Desde entonces ha pasado más de dos décadas (25 años) viviendo en la orilla del lago con la esperanza de detectar a la mítica bestia que contaba la leyenda.

Advertisement

Obviamente Steve nunca ha visto al monstruo, pero sigue tan contento como el mismo día que decidió cambiar de vida. Como él mismo cuenta:

Mi vida tiene libertad, aventura, es imprevisible y además tiene la posibilidad de que se dé uno de los mayores descubrimientos del planeta, si es que alguna vez encuentro a Nessie (el monstruo). Es un sueño hecho realidad.

Así que si alguna vez paseas por el Lago Ness, es muy posible que no te encuentres con el monstruo, pero a cambio en algún lugar de la orilla estará este tipo tremendamente feliz de hacer lo que realmente quiere en la vida. [Mental Floss]