Internet nos tiene demasiado malacostumbrados. Hemos visto tantas máquinas extremadamente complejas (la última, este reloj de un estudiante de 22 años) que ya pocas cosas consiguen sorprendernos. Este instrumento musical que funciona con 2.000 canicas metálicas es una de esas cosas.

La “Wintergatan Marble Machine” es obra del músico sueco Martin Molin, más conocido como Wintergatan. A través de incontables piezas de madera, engranajes y palancas, la complicada caja de música hecha a mano reproduce sonidos de bombo, bajo, vibráfono y otros instrumentos. Una serie de canales, tubos y embudos conducen las canicas hasta las placas de metal que hacen sonar las notas. Todo orquestado con la precisión del compositor. Espectacular:

Wintergatan empezó a fabricar el instrumento en otoño de 2014. Explica que cuanto más cerca estaba de terminarlo, más difícil se hacía el proceso. El instrumento es programable y Molin planea hacer otras máquinas de canicas más pequeñas. Puedes ver todo el proceso de diseño en 3D y la fabricación artesanal en su canal de YouTube. [Wintergatan vía WIRED]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)