Uno comienza a ver El primer salto de puenting sin cuerda y por un momento casi puedes creer que de verdad un grupo de chiflados han intentado hacer Bungee Jump cambiando cuerdas por imanes. Luego llegas al final y te das cuenta que estás frente a uno de los anuncios con vocación viral más ingeniosos que hemos visto últimamente.

El vídeo ha sido creado por la agencia de publicidad DDB Bruselas, y hay que concederles el tanto de la realización. La producción del vídeo tiene ese toque amateur pero con un tono serio y profesional que imita a tantos proyectos más o menos serios en Internet. Por supuesto no falta la finísima pátina de ciencia en forma de señores con barba que señalan gráficas, ni la banda sonora inspiracional con toques épicos.

La parodia también juega con esa costumbre, tan habitual en algunos usuarios, de no ver el vídeo hasta el final, que es cuando aparece el producto (los cargadores inalámbricos de Ikea). Incluso viendo el vídeo entero, no faltan quienes se lo han tomado en serio y acusan a la prueba de ser falsa, o se preguntan cómo es posible que cuatro imanes hagan rebotar a una persona de esa manera.

Advertisement

La respuesta a esa pregunta es sencilla: No es posible. En el mundo real, el bueno de Damien se habría estampado contra el duro suelo. Afortunadamente, todo transcurre en el maravilloso mundo de la ficción publicitaria. [vía Archivo de publicidad mundial Coloribus]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)