El Sukhoi Su-27 es uno de los principles aviones de combate del ejército ruso, considerado por muchos como uno de los mejores cazas de todos los tiempos. Durante estos ejercicios en una base aérea de Ucrania, el que aparece en el vídeo consigue volar tan a ras del suelo que por poco no se lleva a una persona por delante.

El tipo tiene que agacharse como puede para evitar que el avión lo vuele por los aires (o lo achicharre). El incidente se saldó sin ningún tipo de daños personales y el avión consigue pasar a unos 3 o 4 metros del suelo. Como mucho.

La próxima vez que consigas pasar con el coche a “solo unos centímetros” en ese aparcamiento tan complicado y te sientas muy orgulloso de tu control sobre el vehículo piensa en el que puede llegar a tener este piloto ucraniano con un avión de esas características. [vía The Aviatonist]