Hace unos años, el fabricante de juguetes Nerf decidió enfrentarse a la competencia del paintball con sus propias armas y cambio los habituales dardos de espuma por una nueva línea de rifles que disparan bolas de espuma. El último representante de esa familia es una barbaridad.

El arma en cuestión se llama Nemesis MXVII-1oK, y es capaz de disparar 100 de los pequeños proyectiles blandos en apenas 30 segundos. Puede que sean de gomaespuma, pero es gomaespuma que sale del arma a 110 km/h.

El arma se alimenta de seis pilas tamaño D (las grandes) o una de las baterías recargables que vende el fabricante. Una de las ventajas es que el depósito de 100 bolas no requiere cargarlas una por una. Basta con volcarlas a granel hasta llenarlo. Hasta se puede recargar al mismo tiempo que disparamos de forma continua. La Nemesis MXVII-1oK estará disponible en otoño de 2017 a un precio que rondará los 100 dólares. [vía Nerf]

Advertisement