Lo que vemos en las imágenes podría haber protagonizado perfectamente el clásico de Carpenter, The Thing. El director prefirió acudir a los efectos especiales cuando la naturaleza le ofrecía a coste cero una criatura mágica y perturbadora como pocas. Con ustedes, el maravilloso caracol powelliphanta.

La grabación de la BBC no deja lugar a dudas acerca de las “bondades” de esta especie de Nueva Zelanda tan atractiva como violenta. El caracol puede llegar a ser del tamaño del puño del hombre, un molusco carnívoro, hermafrodita y tremendamente agresivo.

Aunque gruesos, las lombrices de tierra, los caracoles más pequeños y las babosas son casi los únicos que necesitan temer el poderoso caracol. En realidad, nos encontramos ante una especie en peligro de extinción, sobre todo por culpa de depredadores como el weka, un pájaro de Nueva Zelanda.

Como vemos en el vídeo, cuando llega el momento de atacar a su presa el powelliphanta se muestra como uno de los invertebrados más asombrosos de la tierra. Aunque parezca que se traga el gusano entero, la realidad es que lo hace pedazos dentro de la rádula del caracol. [Sploid]