Cuando cae la noche, las plantas y los animales que habitan este bosque comienzan a mostrar sus exóticas pautas de bioluminiscencia. Por supuesto, es solo un efecto visual de los artistas Friedrich van Schoor y Tarek Mawad , pero el resultado que logran con tan pocos medios es espectacular.

Para su corto, van Schoor y Mawad no han necesitado el abultado presupuesto de James Cameron en Avatar. Tan solo han usado un proyector de vídeo, y buenas dosis de paciencia y retoque para ajustar las luces de forma que encajen en cada planta y cada animal. Bajo estas líneas podéis ver el corto original, y un vídeo en el que explican un poco más cómo han creado los efectos especiales. [vía Vimeo Staff Picks]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)