Cada año, grupos de radicales cristianos se reúnen a las puertas de la Dragon Con para protestar por las actividades paganas que tienen lugar en la popular feria de rol, ciencia, ficción y fantasía. Cada año, Jacob Kevinsson se une a las protestas en nombre de su dios... Talos.

Kevinsson suele acudir a la Dragon Con vestido de sacerdote de Talos, uno de los nueve dioses de la saga de videojuegos The Elder Scrolls y también una de las deidades de mayor importancia en Skyrim.

Advertisement

El caso es que el cosplayer también aprovecha para colarse entre los enfadados manifestantes radicales cristianos y hacer mofa de su intolerancia enfundado en su hábito de monje de fantasía. Este año lo ha hecho con un cartel que reza “Talos odia a los elfos” porque Talos, por supuesto, odia a los elfos.

No es solo que Kevinsson cuele sus mensajes entre las pancartas de “Jesús te ama”. Es que además grita sus propias consignas y hasta da discursos para perplejidad de los manifestantes. Esta en concreto data de 2015.

La divertida ocurrencia de este cosplayer es la mejor prueba de que los mensajes totalitarios y que promueven el odio basados en una religión suenan siempre igual de estúpidos independientemente de la deidad.