Imagen vía: Fast Company.

Las aerolíneas no se se preocupan por tu comodidad al volar. Su objetivo es meter más líneas de asientos en el avión para así obtener mayores beneficios. Sin embargo, un nuevo diseño de los asientos propone solucionar una de las situaciones más molestas de volar: sentarse en el asiento de en medio.

La compañía Molon Labe Designs ha presentado un diseño en el que el asiento del pasillo se desliza sobre el central para que así haya mucho más espacio disponible al abordar. Para que esto sea posible el asiento de en medio debe ser más ancho, de lo contrario no podría posicionarse uno sobre el otro.

Advertisement

Más allá de lo práctico que puede resultar esto al momento de abordar y bajarse del avión (todos sabemos lo incómodo que resulta caminar por este pasillo mientras todos intentan recuperar sus maletas), el diseño tiene un beneficio adicional: el asiento central pasará a tener un 30% más de espacio que el del pasillo y el de la ventana.

El responsable de este proyecto es Hank Scott, profesor de ingeniería de la Universidad de Colorado. El ingeniero asegura que ya tiene lista la quinta versión de su prototipo, y actualmente trabaja con la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) para realizar todas las pruebas necesarias para obtener la certificación de seguridad.

Una vez tenga todos los permisos su tarea será convencer a docenas de aerolíneas y fabricantes en Estados Unidos de invertir millones de dólares en cambiar todos sus asientos para la comodidad de sus pasajeros. Quizás dentro de algunos años todos solicitemos el asiento central y no la ventana al momento de comprar un boleto de avión. No obstante, las personas altas seguiremos prefiriendo el pasillo. [Fast Company vía Popular Mechanics]

Imagen vía: Fast Company.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.