Son las primeras imágenes que la NASA capta del cometa ISON, conocido entre los científicos como el "cometa del siglo". Su trayectoria pasará muy cerca del Sol y podría iluminar su estela tanto como para verlo a simple vista. Las imagénes las grabó la sonda espacial Deep Impact durante un periodo de 36 horas y a una distancia de 793 millones de kilómetros del cometa. En noviembre, si sobrevive hasta entonces, pasará a solo 1,8 millones de kilómetros de la superficie solar, lo que nos permitirá verlo sin problema desde la Tierra. 

El cometa ISON se encuentra ahora mismo justo dentro de la órbita de Jupiter (ver trayectoria debajo), pero ya está activo y se calcula que la longitud de su estela (medida desde el núcleo) es de 64.400 kilómetros.

Los cometas están compuestos de un conglomerado de hielo, roca y polvo y se cree que provienen de la Nube de Oort, una nube esférica de cometas y asteroides que se encuentra en los límites del Sistema Solar. Cuando los efectos de la gravedad de las estrellas de la Vía Láctea afectan a uno de estos cometas en la Nube de Oort, es cuando se precipitan hacia al interior del Sistema Solar. 

Advertisement

Lo más cerca que ISON pasará de la Tierra será el 26 de diciembre, a una distancia de 64 millones de kilómetros. No hay que preocuparse. Pero un mes antes pasará muy cerca del Sol, a solo 1,8 millones de su superficie. Si sobrevive hasta entonces, su cola brillará probablemente más que la del cometa Lovejoy en 2011 o el McNaught en 2007. Ya queda menos. [JPL, NASA]