Con vosotros, el Elasmotherium sibiricum, más conocido como rinoceronte siberiano. Un nuevo estudio de datación acaba de poner a este antepasado del rinoceronte moderno en el primer puesto de la lista de culpables de haber creado el mito del unicornio.

Cráneo de Elasmotherium Sibiricum. Foto: Wikimedia Commons.

Las leyendas en torno al fabuloso animal parecido a un caballo pero con un único cuerno en la frente se remontan a la antigua Grecia, pero fueron especialmente populares durante la edad media.

Entre los sospechosos de haber dado pie a esas leyendas está el rinocerinte indio, y el tráfico de cuernos de animales como el narval, o el Oryx. Hasta Marco Polo se refirió al mítico unicornio cuando vio por primera vez lo que con toda probabilidad era un rinoceronte de Java.

Advertisement

El rinoceronte siberiano siempre se había mantenido al margen de esta peculiar lista de potenciales unicornios porque se creía que se había extinguido hace unos 350.000 años. Eso es mucho antes de la aparición de los seres humanos modernos, y por tanto demasiado pronto como para que diera pie a ninguna tradición oral sobre bestias legendarias.

Sin embargo, un nuevo estudio publicado en American Journal of Applied Sciences acaba de corregir esa fecha. Restos fósiles hallados en Siberia prueban que el Elasmotherium sibiricum vivió hasta hace alrededor de 29.000 años. La corrección es importante porque en esa época ya había seres humanos modernos que pudieran encontrarse con esta criatura y narrar la popular leyenda del caballo de un solo cuerno.

Eso sí, el aspecto de este enorme mamífero era más parecido a un rinoceronte peludo que a un caballo. Podía medir hasta dos metros de altura en el lomo y pesaba entre 4 y 5 toneladas. [American Journal of Applied Sciences vía Wired]

Reconstrucción del rinoceronte siberiano. Foto: Wikimedia Commons.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.