La Sociedad Británica de Exploración de la Antártida acaba de presentar un nuevo mapa mucho más detallado de cómo luce el paisaje de la este continente si elimináramos la eterna capa de hielo que lo cubre.

El hielo de la Antártida oculta el 98% de la superficie de roca del continente y se extiende kilómetros mar adentro. La capa helada supone la mitad de las reservas de agua dulce del planeta y, en algunos puntos, alcanza los tres kilómetros de espesor.

La Sociedad Británica se ha valido de todo tipo de instrumentos que van desde la exploración con satélites de la NASA hasta los láser, los robots autónomos, o las imágenes de radar para crear este mapa llamado Bedmap 2. La cartografía sustituye al Bedmap 1 creado en 2001 y es de vital importancia para determinar cómo se desplaza el hielo sobre el continente, y cómo influye sobre el nivel del mar en todo el planeta.