¿Cuantas cámaras hacen falta para rodar una película porno virtual? Ya podéis dormir tranquilos. La respuesta a esa pregunta la tenéis sobre esas líneas. Sí, ese bonito ramillete está hecho de cámaras RED Dragon. Nadie dijo que rodar porno fuera necesariamente barato.

Huccio es una compañía pionera en lo que a rodar porno se refiere. Fue una de las primeras del género en grabar en 4K. En unos días, la compañía lanzará un servicio en el que ofrece porno en 2K y 4K, pero en 360 grados. Es el tipo de contenido que se podría ver desde visores de realidad virtual como las Oculus Rift o las Samsung VR.

Para grabar este tipo de contenidos, Huccio ha montado una plataforma de grabación consistente en siete cámaras RED con objetivos Sigma gran angular de 8mm. Cada una de estas cámaras no es barata precisamente. Si contamos los accesorios necesarios (pantalla, conexiones...) cada una supera los 30.000 dólares. El conjunto que veis en la imagen cuesta alrededor de 250.000 dólares.

Advertisement

Si solo fueran las cámaras ni tan mal, pero rodar con semejante conjunto exige otros detalles. Para empezar, capta imágenes en 360 grados, lo que obliga a que en la habitación solo estén los actores. No puede haber focos o personal de apoyo visibles. La iluminación proviene de focos en el propio set de cámaras y de luces escondidas en el mobiliario.

Las RED Dragon graban a una resolución de 6K. Eso implica que el flujo de datos que genera todo el set es simplemente absurdo. Cada cámara genera 520GB de vídeo por hora. Las siete funcionando al mismo tiempo generan casi 7TB a la hora.

Todo ese material se une mediante software específico para panorámicas y no pocas dosis de Adobe After Effects. Aunque cada cámara graba en 6K, el resultado se reduce a la resolución de salida de los dispositivos de realidad virtual. Uno de los mejores en este sentido es el Samsung VR, cuya pantalla (un Note 4) tiene 2560 x 1440 píxeles.

El resultado de todo ello es lo que en Huccio llaman la primera orgía de realidad virtual. O sea, un montón de diferentes escenas subidad de tono que suceden al mismo tiempo alrededor del espectador. Por ese material pretenden cobrar una suscripción mensual de entre 20 y 40 dólares. El resultado no puede verse adecuadamente sin un visor de realidad virtual, pero es algo parecido a esto. [vía Huccio]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)