Un dron y un IED móvil en un taller del Estado Islámico descubierto por las fuerzas iraquíes el 23 de junio de 2017 en un barrio de primera línea de Al-Shifa, al borde de la Ciudad Vieja ocupada por el Estado Islámico en el oeste de Mosul (Foto de Martyn Aim / Getty Imágenes)

El Estado Islámico emplea cada vez más robots como artefactos explosivos improvisados (IEDs) en su lucha contra objetivos estadounidenses, iraquíes y civiles en Irak. A medida que la Coalición avanza por Mosul, las tropas están descubriendo talleres llenos de drones y robots rudimentarios (pero mortales) que se utilizan para bombardear a la gente varias veces al día.

Getty Images acaba de publicar las fotos de un taller del ISIS que se encargaba de producir máquinas de la muerte robotizados tales como aviones teledirigidos y bombas de cuatro ruedas. Las fotos nos permiten echar un vistazo a las nuevas formas en que los robots están siendo diseñados para propagar la muerte y la destrucción.

Advertisement

Si bien el ISIS es conocido por adaptar los drones comerciales con explosivos, también ha estado fabricando drones desde cero a partir de tubos de metal, hélices de madera y pequeños motores reacondicionados.

Imagen: Martyn Aim / Getty Imágenes

Pero las fuerzas del ISIS no solo se construyen sistemas aéreos no tripulados. También se han descubierto dispositivos explosivos improvisados rodantes en sus talleres.

Imagen: Martyn Aim / Getty Imágenes

Estos robots primitivos, como el que se ve en la esquina superior izquierda de la imagen de abajo, son similares a las primeras bombas robóticas utilizadas en la Segunda Guerra Mundial por las fuerzas estadounidenses y nazis.

Imagen: Martyn Aim / Getty Imágenes

Como se puede ver en la foto de abajo tomada en 1942, la guerra robótica realmente no es nada nuevo.

El Goliat alemán que ves arriba medía cerca de un metro y medio de largo por 45 centímetros de alto y transportaba 60 kilogramos de explosivos. Tenía un cable de más de un kilómetro de largo con el que avanzaba hacia las tropas aliadas.

Advertisement

Advertisement

Los ingenieros del ISIS parecen estar reutilizando cualquier motor que pasa por sus manos, incluidos los de unas antiguas motocicletas que fueron encontradas en el último asalto a las fortalezas del ISIS en Mosul.

La ofensiva contra los combatientes del ISIS en la batalla por Mosul ha matado al menos a un constructor de drones que trabajaba para ISIS, aunque ese dato no pudo ser confirmado por Gizmodo.

“Una casa de descanso secreta, usada para lanzar aviones no tripulados, en las afueras de Tal Afar, al oeste de Mosul, fue bombardeada fuertemente el martes por de madrugada, matando al miembro a cargo de los drones, llamado Abu Hafsa, y algunos compañeros”, explicó una fuente anónima a AlSumaria News.

Imagen: Martyn Aim / Getty Imágenes

Las fuerzas estadounidenses e iraquíes continúan presionando en Mosul y han conseguido hacerse con la Gran Mezquita de al-Nuri, donde se formó el ISIS originalmente. Si bien es una gran victoria simbólica, todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que los talleres de robots y drones del ISIS sean puestos fuera de servicio para siempre.