Según la descripción de Youtube, Niklas Daniel y su compañera Brianne Thompson saltaron de un avión a 1.500 metros de altura aterrizando sobre su espalda en esta superficie deslizante a una velocidad de 80 km/hora. Y, por lo que se ve, se lo pasaron en grande haciéndolo.

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)