Este es el Galaxy S4, y destaca por su software

Ya tiene nombre e incluso fecha de lanzamiento. Estará disponible a finales de abril en la mayoría de los mercados y los diseños que se habían filtrado en las últimas semanas son fieles a la versión final. ¿Tiene Samsung un nuevo ganador en el S4?

El diseño es muy parecido al del Galaxy S III pero el S4, a pesar de tener una pantalla de más tamaño y resolución (un Super AMOLED de cinco pulgadas con resolución Full HD) es mucho más compacto, de apenas 8 milímetros de grosor y menos de 130 gramos de peso. Samsung sigue apostando por el policarbonato plástico para el cuerpo pero como ventaja apuntan a la posibilidad de extraer y cambiar la batería de 2.600 mAh (mayor capacidad que la versión anterior).

En el departamento de imagen, Samsung se ha decidido por una cámara de 13 megapíxeles acompañada de otra de dos megapíxeles en la parte frontal. Ambas pueden utilizarse de forma simultánea, incluyendo la foto del fotógrafo dentro de la escena que fotografía, por ejemplo o realizando una videoconferencia en la que se pueden ver las dos imágenes.

Este es el Galaxy S4, y destaca por su software

La compañía coreana ha creado también más de una docena de temas y funciones de disparo rápido o edición para conseguir una escena perfecta. Se puede disparar una ráfaga de cinco fotografías, por ejemplo, para eliminar personas que pasen por el fondo de la escena, analizando las diferencias entre las diferentes imágenes, o disparar varias fotos seguidas apra crear una imagen compuesta.

Software

Pero lo cierto es que poca importancia se le ha dado al hardware durante la presentación. Prácticamente todos los aspectos técnicos se comentaron en los primeros diez minutos de la conferencia. Sí, el Galaxy S4 es un teléfono potente, probablemente el más potente de los que llegan este año al mercado, pero el protagonismo fue para los diferentes servicios y aplicaciones de software exclusivos de Samsung.

Tres funciones destacan sobre el resto. La primera es un traductor integrado en el propio teléfono. Es capaz de traducir en ocho idiomas (entre ellos español latinoamericano) tanto desde voz hablada como desde texto. El traductor puede incluso usar un sintetizador de voz para pronunciar en voz altas las frases. Está integrado también en las aplicaciones del sistema así que es capaz, por ejemplo, de traducir correos electrónicos.

La segunda es la posibilidad de hacer scroll en una web o un texto largo sin necesidad de deslizar el dedo sobre la pantalla, tan sólo usando la cámara frontal y otros sensores para saber si el usuario está mirando o no al teléfono y la inclinación que tiene el mismo en su mano. La misma función puede pausar la reproducción de vídeo. Cuando se deja de prestar atención el vídeo se para hasta que los ojos vuelven a mirar la pantalla.

Este es el Galaxy S4, y destaca por su software

La tercera es la posbilidad de usar el teléfono sin tocar directamente el teléfono, tan sólo moviendo la mano por encima. Esto puede ser especialmente útil si tenemos los dedos manchados de grasa, por ejemplo, o con guantes. Enseñar fotografías, por ejemplo, es mucho más sencillo.

Samsung también tuvo ocasión de mencionar de pasada su servicio Knox, la apuesta para llevar los teléfonos Galaxy al mercado empresarial. El S4 tendrá integrada una solución que permite separar las funciones de trabajo de las personales, manteniendo la privacidad entre ambas. Será el primer teléfono que lo traiga de fábrica y es la función con la que Samsung espera adelantar a otros teléfonos Android en la empresa.

Samsung, no Google

Un detalle interesante es que durante toda la presentación, Samsung no nombró en ninguna ocasión a Android o Google. El s4 saldrá al mercado con la última versión del sistema operativo Android, Jelly Bean (4.2), pero está claro que al igual que Sony o HTC la empresa quiere distanciarse del nombre de Android y centrarse en los servicios que la hacen única.