Ya sabemos que el sonido se puede ver. Solo hay que recurrir a la fotografía Schlieren, pero esa compleja técnica no es la única que permite mostrar las ondas sonoras. El fotógrafo científico Linden Gledhill ha logrado fotografiar los efectos del sonido mediante agua y LEDs, y el resultado es realmente hermoso.

Para lograr estas imágenes, Gledhill ha dispuesto una instalación consistente en un altavoz sobre el que se ha dispuesto una pequeña masa de agua separada solo por una membrana e iluminada mediante luces LED de diferentes tonalidades.

Los extraños patrones de las imágenes no son más que el reflejo de la luz sobre el agua cuando diferentes ondas de sonido generan ondas que viajan hacia la superficie. Cada imagen está compuesta de diferentes frecuencias emitidas al altavoz mediante un amplificador y un software. Técnicamente, no es fotografiar el sonido, sino su efecto sobre el agua, pero sigue teniendo un indudable valor estético. [vía Sploid]

Imágenes: Puedes ver el resto de su obra en su página de Flickr

Sponsored

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)